Yasuki Satsu

Diplomático buscando el camino del samurai

Description:

Yasuki Satsu es un bushi de la familia Yasuki que sirve como diplomático para el clan del Cangrejo en la provincia de Naishou.
Satsu tiene 17 años , mide 1,75 mts, lleva su negro cabello largo y usa un parche que cubre su ojo izquierdo. Sus ojos son café y, como todo buen diplomático, lleva un kimono hecho de la más fina y cara seda, cubierto por un haori. También lleva su daisho y un tetsubo, símbolo inconfundible de la escuela de bushis Hida.
En cuanto a su personalidad, es un samurai un tanto “libre” para el promedio rokuganes. Su daimyo, de alguna forma, nunca fue demasiado estricto con él, probablemente dado a que de niño se ofreció como voluntario para una misión que involucraba mucho sacrificio personal para un Yasuki. Así, los malos hábitos aprendidos con los Hida, más la poca severidad de sus superiores una vez en tierras del koi dorado, todo potenciado por las habilidades inherentes a los Yasuki, dieron como resultado un samurai con hábitos bastante cuestionables, especialmente, cuando se trata de las damas.

Satsu es un mujeriego incorregible, lo que no está mal para un samurai que sabe cómo mantener un bajo perfil, pero para alguien que siempre trata de estar en el centro de la atención de la corte, es un juego peligroso. Sin embargo, los últimos acontecimientos en Naishou, sus nuevos compañeros de investigación (Shinjo Seijitsu, Asako Fukuro y Chang, el monje errante), su encuentro con Suzuko y su incipiente amistad con Doji Ayumi. pueden estar ayudando a moderar su carácter. Tal vez, pueda llegar a ser un digno samurai después de todo.

Bio:

Yasuki Satsu nació en las prósperas y bellas tierras de la familia Yasuki, en los dominios del Cangrejo. Desde muy niño mostró un carácter indómito y arrojado, lo que hacía pensar a sus padres que algún día tendría lo necesario para ser un gran comerciante que ayudaría a traer abundancia para el clan. Sus esperanzas, sin embargo, se vieron frustradas cuando, sin aviso alguno, Satsu se ofreció directamente al Daimyo para ser entrenado en la Muralla Kaiu, en la temible escuela de bushis de la familia Hida, para acercar a ambas familias y reforzar los lazos de hermandad de los Cangrejos. A su padre no le quedó más remedio que mandar a su primer hijo hombre a tan funesto destino, no podía contradecir los deseos de su señor, no obstante, jamás perdonaría a Satsu por aquel acto irracional de temeridad.
Pasaron los años y Satsu terminó su entrenamiento formal en el prestigioso dojo Sunda Mizu Dojo . Sus sensei, guerreros veteranos con más cicatrices en el cuerpo que las estrellas que se ven en una clara noche de verano, no mostraron ninguna deferencia especial para el escuálido Yasuki. Lo sometieron sin miramientos al duro entrenamiento de los bushi Hida, lo que supuso para alguien acostumbrado a una cómoda vida de lujos un infierno casi insoportable. Satsu se enfrentó a la muerte muchas veces en esos años, pero al llegar su gempukku ya podía decirse que se había convertido en un verdadero guerrero Hida.
Pasó un par de años sirviendo en la muralla Kaiu. Un par de años que le parecieron una eternidad ya que, por mucho que los lazos entre los hermanos bushi del Cangrejo mitigaran la ardua tarea que realizaban, la muralla Kaiu no es un paseo por el bosque, y los horrores que se ven, los compañeros perdidos y el enfrentar pesadillas tan terribles que resultan difíciles de imaginar mellan la resistencia y la voluntad. De todas formas, el entrenamiento intenso y despiadado rindió sus frutos, y Satsu logró sobrevivir dos años en la muralla, terminando formalmente su educación como bushi Hida y ganandose la aprobación y respeto de sus pares, pero no sin antes pagar un alto costo.
Una noche especialmente fría, un grupo de ingenieros Kaiu que realizarían una inspección a un viejo tunel que comenzaba en las tierras sombrías y luego pasaba bajo la muralla en algún punto desconocido, no regresaron a la muralla en la hora prevista. Se esperaban refuerzos para aquel sector, pero su tardanza dejó a la muralla con pocos samurai como para organizar una expedición de rescate. Satsu, temiendo lo peor, se ofreció como voluntario para ir, en solitario, en busca de los ingenieros perdidos. El samurai a cargo del sector en el momento, un compañero suyo de Sunda Mizu Dojo de nombre Hida Kenta, vió la decisión en sus ojos y, sin pensarlo demasiado, autorizó la misión suicida. Sin embargo, Yasuki Satsu sabe dónde poner sus fichas, y no iría solo en esta misión. Ya entrando en las tierras sombrías, sin más que su tetsubo, su daisho y un dedo de jade, se desvió hacia un lugar conocido, una madriguera de los Nezumi. Allí, luego de ofrecerles algunas canciones a modo de pago, uno de ellos, Chuk´Chuk´, se ofreció a acompañar al joven samurai. La habilidad de los nezumi para moverse por las tierras sombrías no tiene rival (salvo, tal vez, por los Hiruma), así que encontrar el tunel no fue tan difícil. Lo difícil fue rescatar a los Kaiu, que se encontraban acorralados por una criatura que había hecho del tunel su madriguera, la criatura era conocida como “Dafuku”, una horripilante aberración con forma de araña, y tenía acorralados a los ingenieros, los que no tardarían en ser devorados por semejante monstruosidad. Satsu y Chuk´Chuk´ idearon un plan, y aternadamente comenzaron a provocar a la bestia para dar espacio a los Kaiu. No contaban con lo veloz y poderosa que era la criatura, cuyo poder es comparable al de los mismos oni. Racionalmente sólo quedaba espacio para la huida, pero Satsu no vaciló y llevó el plan hasta el final. Chuk´Chuk´ lo acompañó. Dieron espacio suficiente a los ingenieros para salir, pero quedaron ellos mismos atrapados y acorralados por la bestia. En su enfrentamiento final, y sin muchas esperanzas, ocurrió lo inesperado: los ingenieros accionaron uno de los mecanismos de defensa de los túneles y desplomaron parte éste sobre la desdichada criatura, no sin que antes esta huiese dejado moribundos al samurai y al nezumi. Los ingenieros volvieron a la muralla con Satsu y Chuk´Chuk´, los que fueron sanados por los shugenjas del grupo de refuerzo que había llegado a la muralla los que, lamentablemente, nada pudieron hacer por el ojo izquierdo del joven Yasuki. En los meses que siguieron, cuando Satsu se encontraba ya en tierras de su familia, llegó una pequeña delegación con dos samurai, Kaiu Katsuro y la samurai ko Kaiu Asami, junto con algunos ashigaru. Ellos eran parte de los ingenieros que dieron muerte a la Dafuku, y en agradecimiento a Satsu por su ayuda, le dieron un importante obsequio: una hermosa y sin parangón armadura Kaiu.
Tras algunos meses, siendo ya propiamente un bushi Hida, y habiéndose ganado el respeto de muchos Yasuki al cumplir con éxito el cometido encargado por el daimyo, le fue otorgada una muy honorable misión: acompañar a Kaiu Hidaka., un importante y bien reputado samurai a la provincia de Naishou, donde deberían defender los intreses del Cangrejo y obtener la provincia para el clan. Entretanto, Satsu se enteró de otro acontencimiento importante para su futuro, su daimyo había comenzado a buscar una esposa para él.

Yasuki Satsu

秘密の谷 --Himitsu no tani Acratar Vovochka